Hoy es el día de salirse de Facebook

Al final ha llegado el famoso día en el que mucha gente iba a borrar su perfil de Facebook. El nombre de la campaña era Quit Facebook Day y consiguió unos 29.000 fans en esta red social que estaban dispuestos a borrarse definitivamente. Es su forma de quejarse por los problemas de privacidad de Facebook. No creo que un servicio con 500 millones de usuarios se vaya a preocupar porque ese pequeño porcentaje elimine los perfiles.

Al final ha llegado el famoso día en el que mucha gente iba a borrar su perfil de Facebook. El nombre de la campaña era Quit Facebook Day y consiguió unos 32.400 fans en esta red social que estaban dispuestos a borrarse definitivamente. Es su forma de quejarse por los problemas de privacidad de Facebook. De todas formas no creo que un servicio con 500 millones de usuarios se vaya a preocupar porque ese pequeño porcentaje elimine los perfiles.

Estoy de acuerdo en que existen dichos problemas, pero también que en la mayoría de los casos son los propios usuarios los que han facilitado esa información a Facebook y después se arrepienten: fotos en situaciones comprometidas, comentarios poco afortunados,… Está claro que hoy en día que hay que tener mucho cuidado con cualquier tipo de información que se sube a Internet ya que es fácil que personas conocidas puedan acceder a ellas y no sea de su agrado. El problema está en que ahí queda todo escrito y guardado.

Es verdad que no entiendo las cláusulas abusivas de Facebook en las que dice (básicamente) que todo lo que subas les pertenece. Si ellos no van a hacer uso de ese material, ¿por qué necesitan que esa información les pertenezca? Supongo que la respuesta más fácil y recurrida es “para cubrirse las espaldas”, pero estoy seguro que se puede llegar a un término medio en el que tanto los usuarios como Facebook estén de acuerdo.

También es importante darse cuenta que los perfiles de la red social tienen diferentes niveles de privacidad y se pueden crear subgrupos independientes para gestionar la información que se quiere compartir con cada uno de ellos. Supongo también que los problemas pueden venir por algunos usuarios que buscan tener 1.000.000 de amigos aceptando todas las invitaciones y añadiendo a personas que no conocen. A la larga esto es un nicho de problemas, a parte de que no le veo ningún sentido, ya que si no se tienen bien preparados los niveles de privacidad toda su información podrá ser accedida no solo por sus conocidos, si no por los conocidos de sus amigos, llegando probablemente a alguien no deseado.

Yo también puedo decir que hace poco he tenido problemas con Facebook, aunque por suerte no de privacidad. Concrétamente han sido dos:

  • Sin razón aparente Facebook eliminó toda la información profesional que tenía en mi perfil. Yo creo que es porque cambiaron el sistema de cómo guardarla (a pesar de que los campos eran los mismos) y en vez de actualizar lo que ya tenía, me lo borraron, que eso a ellos les da menos trabajo. En general creo que no se preocupan de los usuarios.
  • Un problema más serio fue con el sistema de envío de mensajes. Una amiga envió un e-mail a varias personas con una pregunta a la que yo respondí. Este segundo mensaje que yo remitía SOLO a mi amiga pulsando el botón “responder” se convirtió en un mensaje múltiple que llegó a todas las personas destinatarias del primero. Creo que esto es un fallo muy grande ya que en ningún momento se me informó que se iba a efectuar esa operación. Hoy en día todos los programas gestores de correo electrónico, así como los webmail, tienen por defecto la opción de “responder” solo a la persona que envió el e-mail o “responder a todos” que lo envía a todo el grupo. Pues Facebook solo da una opción, que se confunde claramente con la otra y además no informa de lo que se va a hacer.

La conclusión es clara: no le veo ningún sentido a esta propuesta de eliminar voluntariamente los perfiles de Facebook, pero estoy de acuerdo que la red social tiene un problema importante de privacidad y que, en general, hay que tener mucho cuidado con la información que se comparte. De hecho recomiendo que cualquier contenido que se suba a Internet sea aséptico y público para cualquier usuario; si no quieres que alguien lo vea, aunque sea poca gente, mejor no lo subas.