Viaje a Turquía: Estambul

Post image of Viaje a Turquía: Estambul
Categoría: Viajes 1 comentarios

La siguiente parada del viaje a Turquía me llevó hasta Estambul. Es la ciudad más grande de Turquía con 11 millones de habitantes a pesar de que la capital es Ankara. Istanbul, en turco, ha sido un lugar muy importante en la historia. Primero fue conocida como Bizancio y más tarde como Constantinopla en la época del Imperio Romano. Está dividida en dos partes por el estrecho del Bósforo, que une el Mar de Mármara con el Mar Negro, estando situada la zona antigua de la ciudad en Europa y la más moderna en Asia. Es un caso peculiar en el que muchos habitantes viven en Asia y trabajan en Europa, ya que en la primera hay grandes zonas residenciales.

Las Mezquitas

Iglesia de Santa Sofía (Estambul)Una de las características especiales de la ciudad es que hay más de 2.500 mezquitas. Entre todas destaca por su impresionante interior la Iglesia de Santa Sofía (Aya Sofya). Primero fue una iglesia ortodoxa, católica y otra vez ortodoxa para pasar a ser mezquita desde 1453 hasta 1931. Cuatro años después fue declara museo. Fue inaugurada en el año 360 y uno de los datos que sorprende es que fue construida en tan solo 5 años. Sorprende la mayoría de estos magníficos edificios fueron construidos en tiempo record. A lo largo de todos estos años tuvo que ser reconstruida y arreglada en numerosas ocasiones debido a las guerras y derrumbes. Por fuera llama la atención por su tamaño, pero su sencilla imagen de ladrillo no da ninguna pista de la maravillosa ornamentación y mosaicos interiores. De hecho se conserva una de las representaciones de Cristo Pantocrátor más bellas del arte bizantino. Su buena iluminación y la imponente altura de su cúpula de más de 56 metros hacen de Santa Sofía una visita obligada en Estambul.

Mezquita Azul (Estambul)Justo enfrente se sitúa la Mezquita Azul o Mezquita del Sultán Ahmed, en turco Sultanahmed Camii. Esta mezquita destaca principalmente por dos razones: el color azulado de sus cúpulas, que también es el color predominante en el interior, y que es la única que tiene 6 alminares en la ciudad. Se construyó entre 1609 y 1617 con la intención de eclipsar a la de Santa Sofía. Sigue siendo a día de hoy una de las mezquitas más importantes de Estambul y miles de musulmanes se acercan a rezar todos los días. Los visitantes deben entrar por una puerta alternativa y las mujeres deben cubrir su cabeza con un pañuelo. El interior es suntuoso con numerosos azulejos y pinturas con textos y oraciones en árabe.

Mezquita Azul al atardecerLos alminares de las mezquitas forman un paisaje muy peculiar en el perfil de la ciudad y entre ellos destacan los de la Mezquita de Suleiman (Süleymaniye Camii). Es la segunda más grande de Estambul, pero se ve desde cualquier punto debido a que está en una de las colinas más altas. Es una mezquita imperial otomana construida por Suleiman I, el Magnífico, que quiso dejar su impronta en la ciudad. Su interior llama la atención por la enorme alfombra roja que cubre el suelo. El resto no tiene tanto colorido ni pinturas como las mezquitas anteriores.

Interior de la Iglesia de Santa SofíaJunto al puerto está la Mezquita Nueva (Yeni Camii). También es muy bonita al estar junto al Bósforo la Mezquita de Ortaköy (Büyük Mecidiye Camii) pero en la fecha del viaje la estaban arreglando y una tela cubría gran parte de ella. En este enlace se puede acceder a más información de las mezquitas de Estambul.

 

Los bazares

Destacan dos: el Gran Bazar y el Bazar de las Especiaso egipcio, pero muchísimas calles de la zona antigua son como mercadillos con numerosas tiendas a pie de calle en las que se puede regatear casi por cualquier cosa.

El Gran Bazar (Kapaliçarsi) consta de 64 calles cubiertas más 16 patios. Se calculan unas 3.600 tiendas dentro. Para acceder hay ni más ni menos que 22 puertas. Está ordenador por gremios, destacando principalmente la ropa, el cuero y las joyas. Se puede encontrar falsificaciones de casi cualquier marca conocida, especialmente de bolsos y cuero. Ningún artículo tiene precio fijo y se regatea por todo. Los vendedores, que son auténticos genios del comercio, dominan varios idiomas que aprendieron hablando con los turistas a los que intentan sacar las máximas liras posibles. Cuanto más turista parezcas, más será el precio inicial. La recomendación principal es no parecer interesado por el artículo. Los precios buenos (y auténticos) de los artículos suele ser un 50% o algo menos del precio inicial propuesto. Así que hay que echar cara e intentar sacarlo por lo menos posible. Uno de los problemas del Gran Bazar es que los comerciantes pagan una cantidad muy alta por las tiendas, por lo que los precios en los puestos callejeros alrededor suelen ser más bajos. Mi recomendación es comprar mejor en las calles circundantes, pero, por supuesto, pasar y regatear por el auténtico Gran Bazar.

Bazar de las Especias o Bazar EgipcioEl Bazar de las Especias o Bazar Egipcio (Misir Çarsisi) es uno de los más antiguos de la ciudad y además de especias se pueden encontrar los famosos “Turkish Delight” y numerosas variedades de tes, frutas escarchadas y otros dulces. Es mucho más pequeño, con forma de L y unos 120 metros de largo. En los alrededores hay numerosos puestos de tiendas de animales, comidas de animales y todo tipo de plantas y jardinería.

Recomendación: en la entrada del Bazar Egipcio por la zona del puerto, a la izquierda, hay que pararse en el puesto de comida a degustar un Lahmacun. Por 2 liras turcas (80 céntimos de Euro) se come el mejor Lahmacun que comí en Turquía. Cabe destacar que allí a diferencia que en España no le echan carne (kebab significa carne).

El Palacio de Topkapi

Puerta de la Acogida en el Palacio de TopkapiEl Palacio de Topkapi (Topkapi Sarayi) fue construido entre 1459 y 1465. Otra vez nos volvemos a encontrar una obra majestuosa construida en tiempo récord. Está situado justo en la punta del Cuerno de Oro y desde él se puede ver todo el estrecho del Bósforo. Está formado por varios edificios rodeados de parques y cuatro grandes patios. Uno de los que más llama la atención es el Harem. Un edificio especial por lo que ello significaba: el lugar donde vivían las 400 concubinas y mujeres del sultán en sus 400 habitaciones respectivas. La responsable del edificio era la madre del sultán. Las mujeres eran cuidadas por eunucos negros, castrados de niños. Las salas están muy ornamentadas y son de gran belleza con numerosos azulejos de vivos colores. Grandes salas y patios con fuentes fueron otrora el lugar de placer y lujuria del sultán.

En el tercer patio se puede acceder al Salón de Audiencias, donde el sultán recibía a los emisores y mandatarios de Turquía y otros países, decorando la sala en función del nivel de cada visitante. También se accede a la biblioteca y a las salas del tesoro. Actualmente se conservan varios artículos de valor incalculable de oro y piedras preciosas: sables, tronos, candelabros, vasijas, etc. Algunos fueron ordenados hacer por los sultanes y otros son regalos de otros países. En el cuarto patio, además de unas vistas espectaculares, está situada una pequeña mezquita muy bonita.

Las cisternas

Cisterna Basílica en EstambulAlrededor del año 530 se construyeron bajo Estambul 60 cisternas. Entre ellas destaca la Cisterna Basílica (Yerebatan Sarayi). Son almacenes de agua subterraneos para hacer acopio de este bien para tiempos de guerra. Ésta se sitúa casi debajo de la Iglesia de Santa Sofía. Tiene 143 metros de largo por 65 de ancho y puede albergar más de 80.000 m3 de agua. Tiene 336 columnas de mármol, todos ornamentados de estilo jónico. Actualmente solo guarda un poco de agua, principalmente para la exhibición a los turistas. Lo que todos visitamos son las dos cabezas de medusa al fondo de la cisterna. No sé sabe cómo llegaron allí y se supone que una está boca abajo y otra echada anular los poderes de la mirada de la Gorgona, que se supone deja petrificado a quien la mira.

Torre de Gálata

La Torre de Gálata (Galata Kulesi) destaca en la zona norte del Cuerno de Oro, la parte más nueva de Estambul. Tiene 66 metros de altura e inicialmente era de madera. Fue destruida y reconstruida varias veces en los años sucesivos por las guerras y batallas que se libraron en la zona. Actualmente se conserva su última construcción de 1348. Del interior no se conserva nada y de hecho para subir ahora hay un ascensor para acceder al restaurante y a la terraza que da vuelta a toda la torre.

Recomendación: es uno de los puntos imprescindibles de visitar, no por la torre en sí, si no por las maravillosas vistas. Paseando alrededor se puede ver la zona nueva y todo el Cuerno del Oro bañado por el agua del Bósforo. Desde allí se pueden hacer unas fotos espectaculares como la primera de este post. Es el lugar perfecto para hacer fotos panorámicas. Yo fui por la tarde, pero estoy seguro que es uno de los sitios clave de la ciudad para ver la puesta de sol y ver como se enrojece el cielo y se destacan las mezquitas de la ciudad.

Crucero por el Bósforo

Palacio de Dolmabahçe desde el BósforoSin duda otra de las actividades recomendables de Estambul. Hay muchas opciones para hacer este paseo por el Bósforo. Por un lado están los ferrys oficiales del ayuntamiento que van punto a punto: Eminönü – Üsküdar – Besiktas – etc. Tienen una calidad relación-precio buena si se quiere pasar a la zona asiática de la ciudad. Yo hice un crucero en un ferry que valía 10 TL (4 €) y que hacía una ruta de una hora y media. Saliendo del puerto pasaba por el margen izquierda del Bósforo, por delante del Palacio de Dolmabahçe, de Besiktas, de la Mezquita de Ortakoy, por debajo del primer puente colgante y justo hasta el segundo. En ese punto da la vuelta y cambia de orilla para poder ver muchas casas de lujo con sus yates “a la puerta”. En la ruta hacia el Cuerno de Oro, se pasa por la Torre de Leandro (Kiz Kulesi) que actualmente es un faro en una zona rocosa.

Atardecer en el Cuerno del Oro (Estambul)La panorámica que se tiene en ese punto vuelve a ser impresionante con la silueta de Topkapi y las mezquitas al fondo. En este caso, navegué en el barco que salía a las 16h, siendo la puesta de sol sobre las 17:10 por lo que a la vuelta pude ver como el sol desaparecía por detrás de la zona antigua de la ciudad y ver el perfil de todos los alminares, mezquitas y torres de la ciudad. De hecho cuando atracamos ya era de noche y pasamos por debajo del puente de Galata con todas las luces de los chiringuitos que venden pescado encendidas.

Atardecer desde el Bósforo - Mezquita Suleiman

Torre de Leandro en el Bósforo (Estambul)

 
 

San Salvador de Chora

Mosaico de San Salvador de Chora con la Virgen y Jesús en su vientreLa iglesia de San Salvador de Chora (Kariye Kilisesi) está situada lejos de la ciudad antigua, aunque todavía dentro de la muralla, pero vale la pena acercarse a verla. Es una iglesia de estilo bizantino que tiene cubiertas todas sus paredes de mosaicos y frescos. Su decoración interior es impresionante. El realismo de los mosaicos formados por miles de pequeñas piedras de colores la hace destacar y ser una referencia de este arte a nivel mundial. Muchos de ellos están dedicados a la Virgen contando la historia desde su nacimiento, pasando por la Anunciación y su muerte, que está representada en la cúpula principal frente al altar. Es además uno de los pocos sitios donde se representa a Jesús todavía en el vientre materno. El fresco que representa el juicio final también es especialmente bonito, pero sin duda lo mejor son los mosaicos.

Detalle de la barba de Teodoro Metoquites en San Salvador de ChoraEn general está bastante bien conservada, aunque faltan partes de algún mosaico. Recomiendo sin duda visitar esta iglesia porque es algo completamente diferente a lo que hay en Estambul y realmente es impresionante el realismo (sombras, movimientos, etc.) que consiguen las piedras de colores formando mosaicos.

Otras recomendaciones

Además de lo compartido anteriormente, lo principal es decir que para ver bien con calma Estambul se necesitan 4 días y a ser posible uno más extra para poder disfrutar más a fondo de la ciudad. Yo estuve solo 3 días y tuve que ir a la carrera para poder visitar todo.

Para moverse por la zona antigua, lo mejor es el tranvía que por 2TL por trayecto puedes moverte incluso hasta la zona nueva de Taksim, subiendo después en un teleférico a la zona más alta. Esta parte de la ciudad no tiene nada especial para ver, pero también es importante conocer cómo se mueve la gente más joven y qué come y dónde compra. Para desplazamientos más largos están los taxis, en los que lo mejor es pactar un precio antes de subirse.

Las audio-guías son un excelente opción para visitar los museos. Cuestan entre 5 y 10 TL y pulsando los números de las placas explican muy bien lo que se está viendo. Es probablemente incluso mejor que una visita guiada. Truco: si vais dos personas, llevad unos auriculares que podáis compartir y así os ahorráis una en cada visitas.

La comida es barata y se puede comer un kebab en cualquier puesto callejero o platos más sofisticados de ternera y pollo en los restaurantes. Si de verdad quieres conocer a fondo la gastronomía turca, lo mejor es elegir un hotel solo con alojamiento y desayuno, aunque estar en media pensión puede ser una opción interesante si crees que te vas a cansar de ese típico sabor. Sobre la comida he de decir que el auténtico Doner Kebab turco no lleva las salsas que le echan en España o Alemania. En realidad no lleva ninguna y si lo pides te echan mayonesa y kepchup.

También es muy típico el Narguile, la pipa de agua, con la que se fuma tabaco de diferentes sabores. Aquí lo suelen acompañar con un te de manzana, bebida turca por excelencia. Para los amantes del café, decir que el de Turquía es muy fuerte y con muchos posos. Por eso te lo sirven con un vaso de agua para que enjuagues la boca antes y después de beberlo.

Por 3-5 TL puedes disfrutar de un zumo de granada recién exprimido. En esta época del año era sin duda la mejor para saborear esta fruta.

Conclusión

Estambul es una ciudad para visitar al menos una vez en la vida. Me esperaba quizá más porque llevaba las expectativas muy altas pero viéndolo ahora con un poco más de perspectiva, ha sido un gran viaje. Sin duda me gustaría volver dentro de unos años para poder visitar algunas cosas que me quedaron pendientes y volver a ver esas magníficas mezquitas.

Puente de Gálata y la Mezquita Nueva

Doner Durum

Escrito por Eguino - 15 noviembre 2011 1 comentarios
Tags : , , , , , , , ,

1 comentarios

comentarios
Trackbacks a este post.
Escribe tu comentario

Post anterior
«
Post siguiente
»
Delighted Black designed by Christian Myspace In conjunction with Ping Services   |   French Teacher Jobs   |   Maths Teacher Jobs
%d personas les gusta esto: