Fin de ciclo profesional

En Diciembre de 2009 comencé a trabajar oficialmente en Grupo BiTTia. Ya había colaborado anteriormente como freelance en varios proyectos, pero fue entonces cuando llegamos a un acuerdo para pasar a formar parte oficialmente de su extensa plantilla. BiTTia es una importante agencia de comunicación con sede en Gijón y que trabaja con empresas de ámbito nacional. Ofrece un servicio completo de gestión de medios tradicionales y multimedia.

Mi trabajo allí fue evolucionando con el tiempo pero no en el sentido que yo esperaba. En marzo escribí un post “¿Programador o analista?” en el que comentaba un poco el trabajo que realizaba por entonces como analista o consultor tecnológico. Era una nueva faceta que seguí desarrollando un tiempo y que me parecía realmente interesante. También me metí de lleno en el mundo del social media preparando la estrategia para diferentes clientes de BiTTia. Este cambio en mi rutina de trabajo junto con la responsabilidad que llegué a tener en el estudio de un importante proyecto y la excelente relación con mis compañeros del área de tecnología, hacían que disfrutase mucho con mi trabajo

Los importantes cambios llevados en la empresa y mi perdida de peso específico dentro del grupo acabaron por hacer necesario un cambio profesional. Actualmente sólo me dedicaba a programar (PHP & MySQL) y maquetar (XHTML & CSS). A pesar de mantener una buena calidad de trabajo por mi parte, creo que mi proyección profesional en este momento podía aspirar a algo más y seguir en esa situación solo podía hacer que mi potencial y evolución se estancasen.

Todas estas razones, junto con alguna otra que me tengo que guardar, han hecho que mi ciclo en BiTTia haya llegado a su fin. Me voy muy contento con todo lo que allí aprendí (programación y análisis) y, sobre todo, por la excelente gente con la que compartí este tiempo y que me ayudaron y enseñaron mucho. Estoy por tanto muy agradecido a la empresa por la oportunidad que me brindó y a algunas personas de allí en particular por haber confiado tanto en mi.

Ha llegado pues el momento de retomar las riendas de mi carrera profesional e intentar dedicarme a lo que de verdad me siga aportando cosas positivas y me haga evolucionar, principalmente, como consultor tecnológico. En este tiempo me he dado cuenta que no me veo dentro de 20 años programando webs en frente de un ordenador. Aspiro a más y haré todo lo posible por conseguirlo.

Actualmente me estoy moviendo en diferentes direcciones:

  • Volveré a trabajar con más dedicación en mi empresa Grupo Vaya, que la he tenido casi olvidada este tiempo e intentaré sacar adelante algunos proyectos que teníamos parados. Probablamente utilizaré el verano para programar alguna aplicación y empezar en septiembre con la comercialización.
  • Gracias a la experiencia adquirida, estoy colaborando en la creación de una nueva agencia de comunicación que está montando un emprendedor leones (pero asturiano de adopción) que tendrá sede en Gijón y en la que están interesados que tenga relevancia en su desarrollo y expansión. Pronto podré publicar ya su nombre y proyectos.
  • También seguiré trabajando de freelance, según demanda. De hecho a través de las redes sociales (Twitter, Facebook y LinkedIn) en las que he informado de mi “cambio de estado profesional”, ya han contactado diversos amigos y emprendedores para ofrecerme pequeños trabajos y colaboraciones. Muchas gracias a todos.
  • Volver a trabajar por cuenta ajena. Actualmente hay dos empresas asturianas con las que mantengo conversaciones. Se trataría de puestos para el desarrollo de estrategia de marketing online y social media de importantes clientes e incluso la posibilidad de desarrollar proyectos propios.

¿Y por qué no emprender por mi cuenta? En este momento no tengo un proyecto claro que pueda desarrollar. También me falta el equipo y la financiación, así que lo tengo bastante difícil. Sí que tengo algunas cosas en mente que puede que llegue a empezar a mover, pero por ahora estoy a la espera de confirmar alguna de las opciones que he comentado antes de lanzarme con un proyecto propio, cosa que no descarto para más adelante. Como bien dice mi amigo y también emprendedor @Javier Bravo, responsable de Cowork Asturias, “al que es emprendedor no se le puede parar y va a terminar emprendiendo por cuenta propia”. Yo estoy de acuerdo y estoy seguro que también disfrutaré de esa experiencia en mi carrera profesional.

Os mantendré informados sobre mi futuro a corto plazo a través de las redes sociales y el blog. Os recuerdo que me podéis encontrar por “Eguino” en Internet casi en cada esquina. A trabajar.